HIERVE EL AGUA

Hierve el Agua es uno de los destinos más emblemáticos del estado de Oaxaca, y básicamente es un sistema de cascadas petrificadas que se han ido formando a través de miles de años, debido al escurrimiento del agua con alto contenido de minerales, algo así como las estalactitas y estalagmitas.

Este extraordinario lugar no sólo nos fascinó, nos robó el aliento. Es uno de esos lugares que está en cientos de fotos, pero hasta que lo ves en vivo y a todo color, es que verdaderamente te das cuenta de toda la magia que lo rodea. ¡Sin duda, una visita obligada dentro del territorio mexicano!

Información General

Las mejores fechas para visitar Hierve el Agua son:

  • Octubre y Noviembre: Terminando la época de lluvias, el paisaje se torna verde, el agua es abundante y el clima aún es cálido.
  • Entre semana: Por su alta popularidad siempre hay gente , pero entre semana hay menos.

En lo posible trata de evitar:

  • Guelaguetza y Día de Muertos: Son las temporadas más fuertes en Oaxaca, además de que se atasca, todos los costos aumentan.
  • Puentes y Semana Santa: Como en todos lados, también se llena a más no poder y seguro encontrarás multitudes.
  • Marzo, Abril y Mayo: Antes de la temporada de lluvias, el paisaje es árido y hay muy poca agua.

Auto:

  • Llegar en auto y por tu propia cuenta es la opción que más recomendamos para que te muevas a tus propios horarios.
  • La mayor ventaja es que puedes quedarte el tiempo que quieras para: nadar, tomar fotos, bajar las cascadas e incluso quedarte a dormir.
  • Si llegas en avión, puedes rentar un coche. La agencia que más nos gusta es Mexico Car Rental.
  • Toma la carretera Oaxaca – Tehuantepec, 6 km después de la caseta de cobro toma la desviación hacia San Lorenzo y de ahí sigue los señalamientos hacia Hierve el Agua. Costo de la Caseta: $30 pesos.
  • Si usas GPS busca “Cascadas Petrificadas de Hierve el Agua”.
  • Sobre la ruta también vale la pena visitar la Zona Arqueológica Mitla, una fábrica de Mezcal en Matatlán, los tapetes de Teotitlán y el Tule.

Tour Colectivo:

  • Esta opción es la más económica, pero con los tiempos muy ajustados, ya que se visitan varios lugares en un solo día.
  • Todos los días salen tours colectivos desde la ciudad de Oaxaca y normalmente visitan: Hierve el Agua, la Zona Arqueológica de Mitla, una fabrica de Mezcal, Teotitlán del Valle y el Árbol del Tule.
  • Regularmente dan de 40 minutos a hora y media para estar en Hierve el agua, lo cual es poco tiempo  para nadar o bajar las cascadas.
  • En el centro hay un sinfín de agencias ofreciendo este tour. El costo varía, pero vimos desde $150 pesos por persona, en temporada baja. No incluye las entradas. Aprox. $115 pesos adicionales por persona.
  • Te recomendamos que elijas uno donde visiten primero Hierve el Agua, ya que hay menos gente en la mañana que durante el resto del día.

Tour Privado:

  • Otra opción es contratar un tour privado, también con guía, pero mucho más flexible. Tu elijes los destinos y el tiempo.
  • Recomendamos Oaxaca Tours. El costo es de $3,000 pesos por todo el día, para 4 personas o $3,800 para 6 personas.

Transporte Público:

  • Si eres más aventado, también te puedes ir por tu cuenta en transporte público. Sólo evita mostrar objetos de valor.
  • Tendrás que tomar dos colectivos: uno de Oaxaca a Mitla y el segundo de Mitla a Hierve el Agua.
  • En Oaxaca lo puedes tomar en la Central de Abastos por aprox. $20 pesos y en Mitla en la base de los colectivos por aprox. $50 pesos.
  • El último colectivo que sale de Hierve el Agua a Mitla es a las 6:00 pm.

Costos:

  • Primer ejido: $10 pesos por persona.
  • Entrada: $25 pesos por persona.
  • Baños: $3 pesos por persona.
  • Regaderas: $15 pesos por persona.
  • Acampar: $50 pesos por persona.
  • Cabañas: $200 pesos por persona.

 Horarios:

  • Abierto todos los días del año.
  • Entrada al público de 9:00 am a 6:00 pm.

 Servicios:

  • Estacionamiento
  • Baños, vestidores y regaderas.
  • Zona de acampar
  • Diversos puestos de comida
  • Vale mucho la pena quedarse a dormir, es un lugar único para contemplar el atardecer y el amanecer.
  • Muy poca gente se queda a dormir, el lugar prácticamente se vacía de 6:00 pm a 9:00 am del siguiente día.
  • Por nada del mundo olvides tu traje de baño, es toda una experiencia nadar en las albercas naturales de Hierve el Agua.
  • También vale la pena bajar por el sendero y contemplar las vistas de las cascadas petrificadas desde abajo.
  • Si vas a bajar por el sendero, de preferencia lleva zapatos cómodos y bloqueador solar.
  • Se permite la entrada de alimentos y bebidas, aunque también hay varios puestos de comida.
  • Cabañas: Dentro de Hierve el Agua hay cabañas. Pregunta a los encargados ya estando ahí. El costo es de $200 pesos por persona.
  • Acampar: También hay zona para acampar con baños y alumbrado, sólo lleva cobijas o chamara ya que durante la noche refresca un poco. El costo es de $50 pesos por persona.
  • Oaxaca: La mayoría de la gente se hospeda en Oaxaca y va y viene el mismo día. Esta ciudad cuenta con una gran oferta hotelera para todos los gustos y bolsillos. Para más recomendaciones haz clic aquí.
  • Dentro de la zona hay varios puestos de comida donde venden desde antojitos oaxaqueños, hasta cervezas y micheladas.
  • Te recomendamos que pruebes comida típica de la región como: Mole, Tlayudas, Memelitas, Tasajo y Cecina.
  • En general los precios son muy accesibles, pero si lo prefieres también puedes llevar tu propia comida.
  • Una tlayuda con carne cuesta aprox. $50 pesos y la orden de memelitas también con carne, aprox. $45 pesos.
  • El pueblito de San Lorenzo es el último lugar antes de llegar donde aún encuentras tienditas de abarrotes.

El Árbol

Sin duda, el ícono más representativo de Hierve el Agua es el árbol junto a una de las albercas naturales, con su representativo color esmeralda. Este emblemático lugar forma un bellísimo escenario para tomar fotos espectaculares a cualquier hora del día, en especial durante el amanecer y el atardecer.

Se podría decir que Hierve el Agua se divide en tres secciones: donde está el árbol y las grietas; donde están las cascadas más altas; y las vistas por abajo. Lo primero que se ve al llegar es precisamente el árbol y por lo mismo de que es muy popular, siempre hay gente, así que sólo queda ser paciente y disfrutar del paisaje.

Las Grietas

Otro sitio que vemos en cientos de fotos son las grietas. Se encuentran a unos cuantos pasos detrás del árbol y justo alado está otra alberca natural, donde también te puedes echar un buen chapuzón. Aquí si da un poco de miedo acercarte a la orilla pues enseguida está un barranco de 12 metros de altura.

Cascadas Petrificadas

Desde donde está el árbol y las grietas también se tiene una vista increíble hacia la otra sección en donde se encuentran las cascadas más altas. Para llegar allá hay que recorrer un pequeño sendero por alrededor de 15 minutos. Ahí si que da vértigo, pues el acantilado mide 30 metros, pero la vista también es asombrosa.

Hasta el momento sólo se conocen dos sistemas de cascadas petrificadas en todo el mundo, en Turquía y este de Hierve el Agua. ¡Que afortunados somos! Y como dato curioso, destaca el color blanco debido al Carbonato de Calcio, el mineral más concentrado en el agua de esta región. ¿Interesante no?

Ojo de Agua

En toda la zona hay varios ojos de agua, ósea nacimientos de donde brota el agua de los manantiales. De hecho, se le conoce como Hierve el Agua porque pareciera que el agua que sale está hirviendo, pero en realidad de caliente no tienen nada, sólo parece. ¡Que creativos se pusieron con el nombre!

La mayoría de los ojos de agua están protegidos con barandales para que la gente no los pise o los dañe, pero aún queda uno sin protecciones y se encuentra justo en la segunda sección donde está el acantilado más alto. Es verdaderamente impresionante ver cómo brota el agua desde este lugar tan alto.

Vistas por abajo

También vale mucho la pena continuar por el sendero y bajar las escaleras de piedra para tener otra bonita perspectiva de las cascadas. Desde abajo se ven aún más altas y si te acercas un poco, hasta se siente la brisa del agua que va cayendo. Desde el ojo de agua hasta la parte más baja se hacen otros 15 minutos.

Sin duda cada rincón de este extraordinario lugar nos fascinó, además de que pudimos disfrutar de la naturaleza, nos divertimos mucho haciendo todo el recorrido y tomando cientos de fotos.  La mejor recompensa fue nadar en este paraíso y ver un atardecer que definitivamente, nunca olvidaremos.

Video